email

Cómo evitar que tus correos electrónicos acaben en la carpeta de spam

Así que, a falta de una «fórmula mágica«, si sigues leyendo te contaré algunas ideas que pueden ayudarte a crear asuntos de email atractivos:

Menos es más

Sin duda, el mejor tip para escribir asuntos de email atractivos es que sean lo más cortos posible. Recuerda que los usuarios abren sus emails desde sus dispositivos móviles por lo que requiere ser muy cuidadosos con la extensión. Los emails con asuntos muy largos son muy poco efectivos en estos dispositivos.

Piensa que el mismo email llega al móvil y al escritorio por lo que es conveniente mantener tus asuntos de email por debajo de los 50 caracteres, breves y que todo el contenido del cuadro se pueda ver bien. Tus asuntos de email son los que hacen que los usuarios abran los correos: si los asuntos fallan, «mal asunto» 🙂 

Identifícate siempre

Es difícil que alguien abra los emails de remitentes desconocidos por lo que debe ser identificable y conocido.

Es una práctica muy habitual que el nombre propio sea el emisor. Esto está bien si es una cuenta particular y personal, que no tenga relación con la cuenta personal laboral. Si representas a una empresa, tu nombre de remitente debe identificarte a ti y a ella.

En el caso de las compañías es obligatorio que se identifiquen. La confianza y la relación establecidas entre cliente y marca son el pilar fundamental del mundo empresarial. Sin una sinceridad total desde el principio no hay posibilidad de entablar esa relación de confianza mutua.

Personaliza tus envíos

Los asuntos de email personalizados, es decir, los que tienen que ver con ocasiones especiales o con el cliente, son ideales. Cuando estés pensando en asuntos de email atractivos tal vez te acuerdes de alguna felicitación que te hayan mandado por tu cumpleaños, o un descuento especial por un día en concreto.

Optar por asuntos personalizados es una apuesta clara y ganadora. De nuevo, entre todos los mensajes que los usuarios reciben a lo largo del día, debes destacar de alguna manera, y dirigirte al usuario en concreto puede ser un modo de hacerlo.

No generes expectativas que no puedas cumplir

 El email debe aplicar este principio y no ofrecer promesas falsas. Los asuntos de email atractivos son los que no te engañan, además, la sinceridad es el principio básico para las relaciones empresariales, sin confianza no hay negocio.

Prometer y no cumplir con las expectativas se penalizan mucho en email marketing y corres el riesgo de perder una vía de comunicación importante con tu cliente.

Segmenta tu público

Esto no tiene tanto que ver con escribir asuntos de email atractivos, pero sí de hacerlos funcionar bien. Tus opciones de éxito se reducirán si no segmentas bien el público y envías tus mails a todos los usuarios por igual.

El único caso que considero interesante de envío generalista serían los boletines o newsletter dirigidos a los clientes de una empresa, aunque habría mucho que hablar (particulares, empresas, autónomos)

La segmentación del público es básica. Si no envías los emails a los usuarios que de verdad quieren recibirlos, de nada sirve que te esfuerces en escribir asuntos de email atractivos si éstos no llegan al público interesado. 

Simplifica y «rentabiliza» el lenguaje

Todo debe entenderse a la primera evitando palabras y expresiones exageradas, también de debe evitar el uso de frases complejas o ideas difíciles. El objetivo es que los usuarios comprendan a la primera la idea principal tras el mensaje y esto se consigue con un lenguaje conciso.

Intenta canalizar el mensaje en pocas palabras. La brevedad es una manera de obligarte a elegir fórmulas que permitan un mensaje más directo. Dirígete directamente al meollo del asunto y olvídate de otros aspectos. Directamente a lo que te importa a ti y al cliente.

Comienza con un verbo

Los verbos que invitan a la acción son ideales para comenzar. Estos darán dinamismo al asunto de email. Conseguirás que el breve mensaje consiga tener movimiento y que sea atractivo.

Comenzar con un verbo es una declaración de intenciones y decirle directamente al cliente lo que quieres de él. «Compra», «Encuentra», «Regístrate» o «Visita» pueden ser formulaciones posibles para comenzar un asunto de email atractivo con verbo.

Haz que tu cliente se sienta especial

Los clientes necesitan sentirse especiales y les gustan los mensajes personalizados y los enunciados especiales pensadas en ellos.

La psicología es una manera muy adecuada de crear asuntos de email atractivos. Conoce el cliente, conoce lo que siente, lo que quiere y lo que espera. Significa recopilar datos suficientes para ser capaz de crear un mensaje especial y único para él.

Personalizar la comunicación hasta tal extremo puede ser la solución perfecta. Tus receptores deben sentirse especiales con los emails, y esto debe comenzar en los asuntos. Los correos electrónicos empiezan por esa frase que todo lo determina, hasta el sentimiento provocado en ellos.

Maneja a tu favor la sensación de urgencia

«Si no lo compras hoy no lo harás nunca». Con este principio se llegan a vender grandes cantidades de productos en el último momento, como última oportunidad para hacerse con ellos.

La sensación de urgencia es uno de los sentimientos más recurrentes y poderosos para vender. Provocar en el usuario que recibe el email la sensación de que si deja pasar la oportunidad ya no se encontrará con este producto es lo esperado y buscado. Si consigues arrancar en él el deseo de comprar, habrás conseguido ganar.

Los números ahorran caracteres

Si el mensaje debe ser breve, es mejor resumirlo con fórmulas que incluyen cifras. En unas pocas se puede resumir lo que se dice en muchas palabras. Los números son ideales para resumir el mensaje, para ahorrar espacio y captar la atención del cliente.

Asimismo, tienen una capacidad de atracción mayor a las palabras en este caso. Es posible crear asuntos de email atractivos simplemente usando números. Éstos le dan magnitud al mensaje, consiguen hacer destacar el potencial del asunto y hacen que se vuelva llamativo en un mar de emails donde se puede llegar a perder.

Haz preguntas atractivas

Si los verbos consiguen llamar la atención del cliente, las preguntas también lo hacen. Son atractivas y consiguen también captar la atención eficazmente.

Se consideran un modo ideal de llamar a los clientes, de decir lo que esperas, pero haciéndolo de una manera indirecta. Tienen la capacidad de despertar la curiosidad de los consumidores. Su atractivo radica en que en una simple formulación consiguen destacar y sobresalir en toda la marea de emails que recibe.

Los juegos de palabras como recurso

El email es algo serio, pero tampoco debe ser algo cerrado y que no admita un tono más coloquial. Los juegos de palabras son un buen método de hacer que los asuntos de email se vuelvan atractivos. Apelan al sentido del humor, a la capacidad de comprender el mensaje y de llamar la atención de los asuntos y los propios clientes.

Los juegos de palabras son un reto para los clientes, así como para los expertos en marketing digital. Da pie a que tu boletín se vuelva mucho más importante que otros. Los juegos de palabras, además, dan la oportunidad de que tus emails se vuelvan virales.

Pocas mayúsculas

La mayúscula es el sustituto de la negrita en los asuntos. Al no poder emplear este recurso para destacar palabras, la manera de hacerlo es con la letra mayúscula.

Un error de bulto que hace que los asuntos de email atractivos se vayan al garete es su uso excesivo. Algunos profesionales del marketing piensan que las mayúsculas hacen destacar su correo sobre el de los competidores, pero no es así. Las mayúsculas son un error importante que pueden llegar a lastrar tu forma de hacer marketing.

Estudia a tus clientes y elige bien la hora

Otro error con muchos adeptos, porque lo cometen muchos, es el de mandar el email a horas en las que los clientes no están. Lo recomendable es aprovechar las primeras horas de la mañana, o las últimas horas de la tarde.

Pero no pienses que todo tipo de mensajes tienen las mismas horas «ideales», ya que tendrás que elegirlas en función de lo que te demanden tus clientes. Adaptarte a los horarios y costumbres de los clientes es esencial. Elegir la hora en función de aquellas en las que están más pendientes de sus dispositivos móviles es la manera de acelerar la apertura de los emails y hacer que tu contenido se difunda mejor.

La amabilidad y «el buen rollo», venden

Un tono de escritura cercano, amable y fresco es siempre mejor. Ten en cuenta que muchos usuarios reciben una gran cantidad de emails. Para estas personas que tienen demasiados mensajes que atender, un asunto que destaque por su tono más cercano y amable será siempre mejor.

La cordialidad es un grado y permite que la empresa pueda identificarse por utilizar un tipo de lenguaje más próximo y fresco. Además de ello, y de mejorar la imagen de empresa, los usuarios valoran más los mensajes en un tono más parecido al que ellos emplean. Este hecho es debido a que las redes sociales y blogs han potenciado un lenguaje más coloquial y menos formal. El marketing digital, por tanto, se debe contagiar de esto y aprovecharlo en su beneficio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUEDES SEGUIRME EN REDES SOCIALES

 

¿NOS VEMOS EN FEEDLY?

sígueme en feedly

Mis artículos para Territorio Seguro
BUSCA FÁCILMENTE
SUSCRÍBETE
No te pierdas las últimas novedades

para sacar todo el partido a tu estrategia de Marketing Digital.

 

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. política de cookies, Leer másplugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies