El “qué” y el “cómo” de una campaña de email marketing

He de confesar que mi relación con el email marketing es muy especial, lo reconozco. Es un terreno en el que me muevo con cierta facilidad al igual que patino como un pingüino en otros aspectos. Ya sabéis que generalmente, la naturaleza intenta compensarse a sí misma 🙂

De mis puntos débiles ya nos echaremos unas risas otro día. Hoy dejadme hablaros un poco de mis campañas de email marketing actuales y de las que me siento bastante satisfecho por los resultados obtenidos. Aunque si me hubierais preguntado hace algún tiempo mi respuesta sería otra, acompañada de barbaridades onomatopéyicas.

Como decía, todos los meses llevo a cabo una serie de campañas de email marketing para mis Clientes y en la mayoría de los casos los puntos en común son el empleo de la misma aplicación para gestionar dichas campañas, en mi caso Mailrelay, así como la definición de objetivos similares, fidelizar y vender.

Mailrelay

En cuanto al resto, no hay muchas más coincidencias ya que son empresas muy distintas entre si; desde el autónomo hasta la mediana empresa y desde abogados hasta cocineros e ingenieros. Por eso, la sencillez en la configuración de las campañas y la variedad de las plantillas disponibles han sido aspectos muy importantes que he tenido en cuenta a la hora de elegir Mailrelay como mi plataforma de cabecera.

Por tanto me gustaría dejar aquí de forma muy breve, lo que yo considero son las cuatro patas de toda campaña de email marketing que se precie y que procuro aplicar en mi día a día. Espero que os aporte alguna idea para poner en práctica en vuestra próxima campaña (por ejemplo, ¿Navidad?)

Define claramente el objetivo de tu campaña (vaya novedad ¿eh?)

Ya se que este tip lo has visto infinidad de veces … pero no por eso deja de tener validez. Las campañas improvisadas o con objetivos poco definidos “parece que tienen” un sentido clarísimo en un primer momento, pero poco a poco te vas dando cuenta que algo no encaja, (como si hubiese una perturbación en la fuerza 🙂 )  y ahí es cuando tenemos que volver irremediablemente al título de este párrafo.

Si pasas de este primer punto, te puedo asegurar que vas a perder mucho tiempo

Listas de distribución. Construye tu propia base de datos, ¡pero tuya de verdad!

Esto es una cuestión de fe. Con la cantidad de bases de datos que circulan por ahí a un precio “módico” parece poco inteligente perder el tiempo en elaborar tu propia base de datos ¿verdad?

Pero te decía que hacer tu propia lista de distribución es una cuestión de fe por que te aseguro que la premisa anterior es errónea. Esa estrategia  te hará perder mucho tiempo, dinero y, sobre todo, confianza en ti mismo que es algo mucho más valioso. Invierte tu tiempo en reunir toda la información posible de tus contactos, Clientes potenciales y activos. Si te pones, irás completando la información de todos tus contactos y aunque en un principio será una lista de distribución pequeña, estará bien afinada.

No olvides que en un principio y aunque sea una base de datos hecha por ti, los resultados no serán para echar cohetes. Eso es algo normal y previsible. Pero eso si, una de las ventajas de haber elaborado tu propia lista es que los datos que obtengas serán reales y eso te permitirá conocer en qué sentido debes dirigir o modificar tus siguientes campañas y mejorar los resultados posteriores.

Configuración de tu campaña o esos detalles tan importantes

Nos adentramos en la parte más técnica ya que establece los márgenes del camino por el que se desarrolla nuestra campaña de email. Una vez que hemos puesto caras a nuestra lista de distribución no perdamos el norte. Ponte en los zapatos de tus destinatarios y hazte éstas preguntas:

¿Tengo su permiso para enviarle un correo electrónico?, ¿Cuál es la mejor hora para que lea mi correo?

Una de las ventajas de haber hecho tu propia lista de distribución es que sus integrantes son personas y empresas conocidas con las que ya tienes una relación comercial. En la mayoría de los casos recibirán tus correos con normalidad sin considerarlo spam. Si además realizas los envíos a una hora adecuada, las probabilidades de éxito de tu campaña continúan aumentando.

A partir de ahí no olvides usar el “asunto” del correo como gancho y que anime a tus destinatarios  a actuar en función del objetivo que has establecido previamente. Para reforzar esta acción, también es buena idea que la primera línea del cuerpo del correo sea una complementación del asunto y un punto y seguido en la presentación del correo electrónico.
Si además te has preocupado de personalizar el contenido en función de los intereses de tus lista de distribución, podrás comprobar cómo los resultados de tus campañas mejoran notablemente. Sobre éstas cuestiones puedes profundizar un poco más consultando los manuales de Mailrelay o bién con el siguiente vídeo que explica cómo mejorar la respuesta de tus campañas de email

Analizar el impacto de tu campaña. ¡Prueba y prueba!

Desde el primer momento debes plantearte la visibilidad y atractivo de tus diseños y no olvidarte de los usuarios móviles. para ello, lo mejor es emplear un diseño que impacte, donde las llamadas a la acción sean las protagonistas. Ya sabes que si animas a tus destinatarios a hacer algo, en muchos casos, lo harán.

Facilita el contacto y la difusión de tu contenido con el uso de los botones sociales. Esto te ayudará a aumentar la visibilidad y que los integrantes de tus listas de distribución difundan tu información con otras personas o empresas que comparten los mismos intereses.

Analiza, analiza y analiza. Como te decía al principio, los primeros datos no suelen ser buenos incluso cumpliendo los puntos anteriores. Forma parte del juego. No te desesperes, mide el impacto de tus campañas para saber qué aspectos son flojos y  así poder mejorarlos. Pero sobre todo, para saber qué funciona y poder perfeccionarlo.

Y apara terminar con esta “hoja de ruta” de mis campañas de correo electrónico , he de mencionar otro de los aspectos importantes que he tenido en cuenta para elegir la aplicación más adecuada para mis campañas. Tiene que ver con la seguridad y los cambios habidos en la legislación europea del certificado Safe Harbor que han afectado a las plataformas con bases de datos en servidores de USA y dejar de considerarlos “puertos seguros” . En el caso de Mailrelay, esta situación no supone ningún problema ni afecta a las condiciones de protección de datos que ofrece, cumpliendo con los requisitos de seguridad que exige la Unión Europea.

Con todo, recuerda que como decían nuestros mayores, en la paciencia está la virtud. Se constante y analiza tus resultados objetivamente. Estoy convencido que los éxitos llegarán con el tiempo

 

PUEDES SEGUIRME EN REDES SOCIALES

 

¿NOS VEMOS EN FEEDLY?

sígueme en feedly

BUSCA FÁCILMENTE
SUSCRÍBETE
No te pierdas las últimas novedades

para sacar todo el partido a tu estrategia de Marketing Digital.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. política de cookies, Leer másplugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies