de profesion community manager blog txema daluz

De profesión, Community Manager

Sea como sea, hay una nueva profesión que se ha consolidado como tal en el mercado laboral, el community manager.

El aumento de la demanda por parte de marcas y empresas así como de agencias de marketing digital y comunicación de profesionales cualificados para gestionar su presencia en los medios sociales digitales es un hecho más que evidente.

Esto hace que se abra una ventana de oportunidad para muchos jóvenes de incorporarse al mercado laboral y desarrollar una actividad profesional con mucho futuro.

Si estás en esa encrucijada y has barajado la posibilidad de ejercer como community manager profesional, sigue leyendo este post, creo que encontrarás información interesante y útil que te ayudará en tu elección.

Pero antes de empezar dejemos claro una cosa:

Qué es ser community manager profesional

Es un profesional cualificado, con formación y conocimientos en marketing digital, comunicación y publicidad que se maneja con fluidez en un entorno digital.

Su misión es crear y mantener la comunidad online de una marca o empresa estableciendo relaciones y vínculos durareros con sus seguidores y de acuerdo a su estilo y objetivos.

Y que además, como empleado o profesional independiente, cobra por hacerlo. ¡Eso es un o una community manager profesional!

Por tanto, aquí de lo que se trata es de hablar de personas que tienen la formación y habilidades necesarias para diseñar una estrategia de comunicación en los distintos medios sociales y atendiendo a los objetivos de la marca o empresa.

Y para eso no vale cualquiera.

¿Qué hace un community manager?

Son muchas las tareas a realizar por un CM pero, para que te hagas una idea, se pueden agrupar en:

Crear o desarrollar un plan de marketing social media para una marca o empresa, generando contenidos adecuados y en cada unos de los formatos más indicados para cada medio social (blog o redes sociales).

Crear, mantener e impulsar la comunidad de seguidores poniendo voz a la empresa y generando relaciones durareras en el tiempo.

Medir y analizar el impacto de las publicaciones, campañas comerciales o publicitarias en los distintos medios sociales y supervisar el cumplimiento de los objetivos marcados.

Y todo ello manejando las herramientas necesarias para llevarlo a cabo.

En este post puedes ver una lista de herramientas para community manager:

37 herramientas de un community manager o gestor de redes sociales

Formación necesaria para ejercer como community manager

Al no existir una titulación oficial de community manager, tampoco existe una formación reglada específica.

Así que si quieres estudiar para ello, tienes dos opciones.

Por un lado, hacer un curso o un master especializado presencial u online como el que ofrecen algunas academias privadas.

La ventaja es que la formación está orientada, desde el primer momento, al conocimiento y desempeño de las distintas tareas del community manager y de las herramientas necesarias para llevarlas a cabo.

Además un curso o master de estas características no supera el año de duración lo que posibilita estar ejerciendo en poco tiempo.

Sólo decirte que seas riguroso a la hora de elegir el centro de formación ya sea plataforma online o academia física y con más motivo si vas a invertir una importante cantidad de dinero, o de tiempo.

La otra opción es cursar un grado universitario relacionado con el marketing digital o la comunicación. De hecho, muchos profesionales que ejercen actualmente como community manager han encontrado en esta actividad su oportunidad laboral una vez finalizados los estudios superiores.

Si bien es cierto que muchos de estos estudiantes universitarios no tenían previsto ejercer de CM, algunos han aprovechado la creciente demanda de profesionales cualificados en este sector para incorporarse al mercado laboral.

En muchos casos, les ha servido para descubrir su verdadera vocación en la que pueden desarrollar al máximo tanto los conocimientos adquiridos como su potencial profesional.

En cualquier caso, la formación es y será una constante en la carrera profesional del CM. Acudir a congresos, cursos o talleres es la mejor forma de mantener actualizada la formación y la información y eso, en esta profesión, es vital.

community manager

By Giphy

Habilidades del community manager profesional

La formación es algo puedes conseguir en más o menos tiempo así como los conocimientos que se le suponen a un community manager. Pero ¿es eso suficiente?.

Sabes que te voy a decir que no, ¿verdad?

Las preguntas que realmente debes hacerte para saber si esta puede ser tu profesión ideal en el futuro tiene que ver con tus habilidades.

Ya te digo antes de empezar que no se trata de tenerlas todas, así que no te asustes. Unas personas tienen más facilidad para desarrollar las tareas creativas mientras que otras están más cómodas analizando la información y los datos.

 Empático y cordial

Eso significa, de entrada, saber escuchar para ser capaz de ponerte en el lugar de la otra persona y comprender sus sentimientos y emociones.

Esto es fundamental para mantener en todo momento un tono cordial en la relación con los fans y actuar rápida y proporcionalmente ante situaciones problemáticas.

Comunicativo

Fomentar la interacción con los usuarios es una tarea clave para un community manager pero sin olvidar nunca que lo hace representando a una marca o empresa.

Un buen CM debe ser capaz de mantener el equilibrio entre el tono corporativo establecido y un lenguaje adecuado para conectar con los seguidores que conforman su comunidad.

Creativo y amigo del diseño

Si no es así, lo vas a pasar mal. Generar contenidos que atraigan el interés de las personas en los medios sociales requiere no sólo tener ideas, también es necesario plasmarlas en los formatos adecuados.

Textos, imágenes y vídeos son el resultado de una idea que se puede ver ensombrecida si no tienes un poco de gusto a la hora de plasmarlo visualmente.

Es necesario conocer las tendencias o los formatos más populares en las distintas redes sociales. Y eso requiere investigar, estudiar, ser curioso.

Buen redactor

Ser capaz de expresar con pocas palabras una emoción o un valor corporativo y mantener, al mismo tiempo, la cercanía con los seguidores es una habilidad que hay que trabajar.

El estilo y la forma de escribir tienen que ser claros y concisos y, por supuesto, con una ortografía excelente.

Con capacidad de análisis y organización

Pero al igual que un community manager profesional debe tener y desarrollar sus habilidades creativas también necesita capacidades más técnicas.

Analizar datos, estadísticas y métricas forman parte de la rutina de un buen profesional, y eso requiere ser organizado y metódico.

Diseñar o participar de una estrategia de comunicación requiere organizar tareas, delegar funciones y ajustarse a unos tiempos determinados.

Con curiosidad por el entorno

Si eres curioso y tienes interés por tu entorno profesional te resultará más fácil el aprendizaje de todo lo relacionado con el “ecosistema” de la marca o empresa a la que pones voz en los medios sociales.

Esa curiosidad debe extenderse a todo aquello que es útil para desarrollarse profesionalmente con el objetivo de mejorar las habilidades o estar al día de nuevas herramientas para optimizar tareas.

Capaz de trabajar en equipo

El community manager profesional debe ser capaz y sentirse cómodo trabajando con otras personas.

Tanto si es como empleado de una empresa, formando parte de un departamento más amplio (generalmente de marketing o comunicación), como si es un profesional autónomo,  el CM debe tener buena disposición tanto para dirigir como para participar de una estrategia diseñada por otras personas.

… Y con mucho sentido común

Es el gran comodín para un community manager, sobre todo cuando hay que enfrentarse a situaciones complicadas o imprevistas.

Te servirá en muchas ocasiones para darle la vuelta a una situación difícil.

Actuar con tranquilidad, humildad, ofreciendo información veraz y buscando siempre que el usuario se sienta escuchado debe ser el objetivo ante estas situaciones.

Conclusiones

Mientras siga aumentando la presencia de marcas y empresas en los medios sociales seguirá aumentando la demanda de profesionales capaces de realizar esa tarea.

Esto supone que se crearán muchas oportunidades de empleo para aquellas personas formadas adecuadamente y con las habilidades necesarias para desempeñar la profesión.

Por eso si estás pensando seriamente en trabajar como community manager y convertirlo en tu profesión recuerda que la formación es un pilar básico para ello, y no sólo para empezar sino a lo largo de toda tu vida profesional.

Piensa seriamente si dispones de las habilidades necesarias o si puedes desarrollarlas con el tiempo. Sé sincero contigo mismo por que igual debes tener previsto un plan B.

Si tienes alguna duda y está en mi mano, estaré encantado de ayudarte a resolverla.

blog txema daluz

Cómo hacer un Plan de Marketing y Social Media [10 Aspectos Clave]

La idea de este post me surge hace unas semanas, después de un día entero visitando a un variado grupo de posibles clientes formado por autónomos y pequeños empresarios. De nuevo la historia se repite y me encuentro con empresarios que tienen algo en común, todos están presentes en los diferentes medios sociales pero ninguno tiene un plan establecido.

Es decir, no tienen una idea definida de qué están haciendo y por qué lo están haciendo, simplemente publican. En definitiva, todo se reduce a un montón de acciones aisladas sin un objetivo muy claro y que, desde luego, no les ayuda en absoluto a construir una imagen coherente de su marca o empresa.

Así que me he decidido a preparar una guía  básica que sirva, no sólo para explicar a estos futuros clientes los aspectos clave que hay que manejar para elaborar un plan de marketing y social media, sino también como referencia para otros profesionales que empiezan con su actividad y quieren poner en marcha una estrategia de presencia de su marca en las diferentes plataformas sociales.

Recuerda que el Plan Social Media es el conjunto de acciones que llevas a cabo para estar presente el los diversos medios sociales y que debe ser un complemento del plan de comunicación global de tu marca o empresa.

Por que si no tienes un buen producto o servicio no hay plan social media que consiga arreglar eso, y tu presencia en los medios sociales tendrá, seguramente, un efecto negativo. Piensa que los consumidores no tienen ningún problema en decirte lo que piensan a través de tus páginas o perfiles de redes sociales.

Así que vamos a ver, uno por uno, los pasos necesarios para diseñar un plan social media:

1 ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN

Se trata de conocer de forma objetiva cuál es la situación particular en la que se encuentra tu marca o empresa pero también con respecto a la competencia que te importa.

Si sabes donde estás y utilizas como referencia a aquellos de tus competidores que lo hacen mejor que tú, estarás dando el primer paso de tu estrategia en la buena dirección.

Análisis de tu situación individual

No sólo es importante hacer un análisis de la situación cuando quieres introducirte en los medios sociales por primera vez, también es necesario que cada cierto tiempo te pares a revisar el nivel de cumplimiento de los objetivos marcados.

Lo más adecuado es fijar en el calendario un tiempo para comprobar la evolución de tu estrategia. En mi opinión hacer un análisis de situación cada tres meses es fundamental si quieres tener tiempo suficiente para corregir desviaciones del plan inicial.

No te olvides hacer un análisis de la reputación de tu marca o empresa en internet. Debes saber, no sólo, en qué redes sociales se habla de tu marca sino que además debes conocer la opinión de los usuarios.

Análisis de la competencia.

Estar pendiente con el rabillo del ojo de lo que hacen las primeras marcas de nuestro sector en los medios sociales, nos puede dar pistas sobre aquellas acciones que todavía no se han puesto en marcha o sobre los errores que han cometido y la forma de solucionarlos.

Por otro lado, si eres el primero en tu sector y no tienes referencias en tu entorno cercano, puedes analizar marcas extranjeras, pero teniendo presente las diferencias que existen entre los distintos países.

Como decía, analizar las acciones de tus competidores es muy importante pero también lo es saber qué resultados tienen con su audiencia, cuantos comentarios y el nivel de interacción que obtienen con sus publicaciones o si han aumentado sus ventas o su notoriedad en el mercado.

2 TUS OBJETIVOS

Ya has analizado la situación en la cual se encuentra tu marca y la de tus competidores en los medios sociales es el momento de establecer tus primeros objetivos y con ellos las preguntas difíciles.

¿Por qué quieres estar en los medios sociales? ¿Qué quieres conseguir con la presencia de tu marca o empresa en los medios sociales?

Para hacerlo más fácil, te recomiendo que clasifiques tus objetivos en cualitativos y cuantitativos. Los primeros tiene que ver con la imagen que transmite tu marca o negocio, los segundos con el tamaño de tu audiencia y los resultados obtenidos.

Más claramente se pueden definir de la siguiente manera:

Objetivos cualitativos

Son aquellos que te ayudan a establecer relaciones con tus usuarios y a conseguir que te marca adquiera notoriedad y una buena reputación por lo que debes situarlos en primer lugar en tu lista de prioridades. Es decir, son objetivos que buscan:

– Dar a conocer tu marca o empresa, tus productos y servicios y transmitir información.

– Entablar conversaciones con los usuarios, generar canales de comunicación con los consumidores e impulsar el lanzamiento de campañas promocionales o nuevos productos.

– Posicionarse en el mundo online y potenciar la imagen digital de tu marca.

– Conseguir que nuestra audiencia pruebe nuestros productos y lo considere “digno” de ser recomendado a otras personas de su entorno o contactos, en decir, tratar de mejorar nuestra reputación online.

– Fidelizar a tus clientes estableciendo creando relaciones estables y durareras.

Objetivos cuantitativos

Son los que tienen que ver con la cantidad y necesarios para conseguir determinados resultados:

– Generar tráfico hacía nuestra web o blog.

– Aumentar el número de contactos o clientes potenciales. Para ello es necesario analizar el incremento de fans, seguidores o contactos en los distintos medios sociales.

– Aumento de las ventas.

Procura establecer objetivos numéricos realistas y fijar plazos en el tiempo razonables que se ajusten a las características de tu negocio pero, sobre todo, ten paciencia.

3 TU PÚBLICO OBJETIVO

Si has seguido este esquema, ya tendrás una idea bastante clara de cuáles son tus objetivos así que llega el momento de pensar quiénes son las personas que formar tu público objetivo y en qué medios sociales puedes encontrarlos.

Para que puedas establecer una comunicación efectiva debes adaptarte a los gustos e intereses de tu público y para ello lo mejor es configurar correctamente tus páginas y perfiles en las distintas plataformas sociales.

Una forma de definir tu público objetivo es respondiendo a las siguientes preguntas:

– ¿Cuál es su rango de edad y sexo de tu público?

– ¿Cuáles son sus gustos e intereses?

– ¿En qué medios sociales están presentes?

Saber cómo son y se comportan tus seguidores te permite tomar decisiones. Es decir, si tu público objetivo es muy joven seguramente debas buscarlos en medios sociales como Instagram mientras que Facebook sería la red social más adecuada si quieres llegar a un público de más edad.

4 ¿EN QUÉ MEDIOS VAS A ESTAR PRESENTE?

Sigues avanzando con tu plan social media, ya has determinado tus objetivos y definido tu público objetivo. Próxima estación … elegir en qué medios vas a estar presente con tu marca o empresa.

En esto es importante que salgas de tu “zona de confort”, no pienses sólo en los medios sociales de siempre e investiga otras plataformas especializadas en determinadas temáticas que puedan encajar con tu estrategia.

Por eso es muy importante a la hora de elegir tener claros tus objetivos y la naturaleza de tu marca o empresa. Ten presente que hay vida más allá de Facebook y Twitter y aunque siguen siendo redes sociales muy populares entre los usuarios, puede que tu presencia no esté justificada.

De igual forma y aunque instagram sea una de las redes sociales con mayor crecimiento, eso no significa que debas estar obligatoriamente en este medio social si tu públíco objetivo no encaja en el perfil de sus usuarios tipo.

Antes de introducir tu empresa o marca en los medios sociales, debes comprobar que tu público objetivo está presente en ellos y si es así, si tus productos o servicios pueden prestarse generar relaciones o conversaciones con los usuarios.

5 MARCA UNA ESTRATEGIA PARA CADA MEDIO SOCIAL

Como ves, los usuarios son diferentes unos de otros en cada medio social, por lo cual debes adaptarte a las características propias de cada medio.

Aunque habrá acciones y contenidos que puedes utilizar en todos los medios sociales por igual, también es importante que definas cuáles deben ser específicos para cada uno de ellos. Si quieres saber más puedes ver este post, “Cómo lanzar un a campaña en redes sociales”.

Sólo así y una vez que dispongas del material necesario podrás establecer tanto las acciones permanentes a lo largo del tiempo como las acciones puntuales.

Es decir,

Acciones permanentes: Se repiten en el tiempo y cada cierto tiempo. (por ejemplo, crear una publicación semanal)

Acciones puntuales: Encajarían en esta definición los concursos, promociones o sorteos.

Algo que te puede ayudar a avanzar en tu plan de marketing y social media es poner por escrito una “guía de estilo” para cada medio social que tenga en cuenta lo siguiente:

– El estilo y el tono que vas a emplear en tus publicaciones, si vas a utilizar emoticonos o las palabras que quieres evitar.

– Definir el estilo o la forma de relacionarte con tu público. Si vas a responder preguntas públicamente o mediante mensajes privados. También es importante designar la persona de contacto.

– Cuida el diseño y fijas unas lineas determinadas que guarden relación con tu imagen de marca o empresa. Ten previsto los elementos visuales que puedes necesitar para poner en marcha una campaña o acción determinada.

Por otro lado y ademas de una guía de estilo, también es necesario que te marques unos objetivos cuantitativos adaptados a las características de cada medio como

– Número de seguidores o “Me gusta” en Facebook, número de seguidores en Instagram o Twitter o de contactos en Linkedin.

– Número y tipo de comentarios e impresiones en cada una de tus publicaciones

– Número de contenidos que son compartidos o descargados por los usuarios.

– Cuánto tráfico se dirige a tu web o blog desde los distintos medios sociales

6 DEFINE LAS PERSONAS Y RECURSOS PARA DESARROLLAR TU PLAN SOCIAL MEDIA.

Si estás decidido a poner en marcha tu plan social media ha llegado el momento de pensar si cuentas con las personas adecuadas en tu empresa para llevarlo a cabo o necesitas contratar los servicios de un profesional autónomo o a través de una agencia de marketing digital.

En el caso de pequeñas empresas, comercios o autónomos hay menos dónde elegir para encontrar las personas adecuadas y disponibilidad de tiempo para desarrollar estas tareas por lo que te recomiendo pedir un presupuesto a un community manager.

En cualquier caso, debes definir un presupuesto semestral o anual para hacer frente a los gastos que supone desarrollar tu plan de marketing social media.

7 CREA UN EVENTO PARA EMPEZAR

Échale imaginación y organiza una promoción especial para tu comunidad, utiliza la publicidad de Facebook para segmentar tu alcance o las etiquetas de Twitter para crear una campaña corporativa.

No te olvides de redes sociales como Instagram que te permite desarrollar campañas muy visuales para llegar a un público joven o Linkedin si lo que quieres es ampliar tu red de contactos profesionales y empresariales.

8 PREPARA UN PROTOCOLO DE CRISIS

Los consumidores son libres de manifestar sus opiniones o insatisfacciones de nuestros productos o servicios y eso puede que, en algún momento, genere una situación de crisis. Forma parte del juego.

Pero si hay algo que puedes hacer es estar preparado y saber qué hacer en estos casos, es decir, establecer un protocolo de acción con los pasos a seguir.

Mi recomendación es no dejarse llevar por las críticas aisladas o sin fundamento y siempre que sea posible intentar resolverlas de forma privada.

Piensa que tan importante es designar la persona encargada de esta tarea como tener claro qué medidas se tomarán para resolver cualquier incidencia.

9 MIDE TUS RESULTADOS

Si quieres conocer la evolución de tu plan social media cada objetivo, este debe ser medido regularmente a lo largo del tiempo. Para ello necesitas contar con algunas herramientas (muchas redes sociales te facilitan esos datos en su propia aplicación) que te faciliten información del impacto de tu actividad en los medios sociales así como definir los indicadores que, por su importancia, debes tener en cuenta en tu estrategia.

Si quieres profundizar un poco más en este tema, échale un vistazo a mi anterior post , en el que hablo de métricas y herramientas útiles para medir la repercusión de tus contenidos.

Por último no olvides medir de forma independiente los resultados que obtienes cuando lanzas una promoción o campaña puntual y valorarlos en ese contexto.

10 CHEQUEA LA EVOLUCIÓN DE TU PLAN

Si quieres evitar sorpresas desagradables procura revisar la marcha de tu plan social media regularmente. Marca en el calendario las fechas destinadas para repasar las métricas en función de tus necesidades (mensual, trimestral o semestralmente) y sé inflexible en su cumplimiento.

Te lo digo por que, igual, cuando quieras darte cuenta, no te queda tiempo material para corregir las posibles desviaciones.

Lo aconsejable es revisar el plan cada tres meses, es decir, con tiempo suficiente para tener resultados representativos y también para poder ajustar o corregir las posibles desviaciones.

CONCLUSIONES

¡Ojo!, la construcción del plan de marketing y social media de tu marca o empresa requiere de tiempo y esfuerzo. Estos son, sólo, los aspectos clave que te pueden ayudar a diseñar una estrategia o a tomar las primeras decisiones.

Para concluir y a modo de resumen te diré que lo primero para elaborar tu plan es que analices la situación particular de tu marca o empresa así como la de tu competencia y tu posición frente a ella. Márcate unos objetivos claros buscando la calidad en tus contenidos, que te permitan llegar a tu público objetivo y por tanto aumentar el tamaño de tu audiencia.

A partir de ahí, es el momento de que elijas los medios en los que vas a estar presente con tu marca y que diseñes una estrategia para cada uno de ellos ayudado de las personas y recursos más adecuados para llevarla a cabo.

Por último, procura hacer un seguimiento de la evolución de tus objetivos ayudado por las métricas correspondientes, así podrás tomar las decisiones más adecuadas y en el momento más adecuado.

Espero que ésta información te resulte útil para diseñar tu plan de marketing social media y te ayude a impulsar tu marca en los diferentes medios sociales. Si leyendo este post tienes las ideas más claras o, al menos, sabes por dónde empezar a trabajar, yo habré logrado mi objetivo. ¡Ya me contarás!

PUEDES SEGUIRME EN REDES SOCIALES

 

¿NOS VEMOS EN FEEDLY?

sígueme en feedly

BUSCA FÁCILMENTE
SUSCRÍBETE
No te pierdas las últimas novedades

para sacar todo el partido a tu estrategia de Marketing Digital.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. política de cookies, Leer másplugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies